Seminarios

El Seminario fue uno de los centros de la actividad intelectual parisina. A lo largo de años habían asistido a las conferencias de Lacan personas como Barthes, Leiris, Derrida, Althusser, Merleau-Ponty, Jakobson, Ricoeur, Sollers, Kristeva y muchos otros. Su influencia en la vida intelectual francesa tenía su origen en esas conferencias más que en sus escritos: sus ideas circulaban verbalmente mucho antes de que se las conservara impresas.

La influencia cultural del Seminario fue admitida oficialmente en el otoño de 1968 en la Escuela Normal Superior donde Lacan había venido dando las conferencias desde 1964. El director de esa venerable institución determinó que la insurrección estudiantil de mayo de 1968 había tenido su origen en el Seminario de Lacan y resolvió que ya no se permitiría dar sus conferencias en el campus en la rue d'Ulm.

El Seminario que se puede describir como un ciclo lectivo era todo un acontecimiento: en un momento dado había más grabadores en funcionamiento que personas en los seminarios de Lévi-Strauss, Foucault o Barthes. Lacan hablaba ante un auditorio de aproximadamente 800 personas apretujadas en una habitación donde cabían 650. La representación que hacía era teatral: sabía cómo dar una conferencia con estilo y gracia, cómo dirigirse al público en forma directa, dando la sensación de que se dirigía a cada uno personalmente. El tema era invariablemente abstracto y oscuro, pero el hecho de estar allí escuchándolo exponer al maestro le daba a la gente la sensación de participar en un importante acontecimiento intelectual que nunca dejaba de ser un incentivo.

Los Centros de la actividad lacaniana en París en 1973 eran: primero, la escuela freudiana de París, una mezcla de asociación e instituto que Lacan había fundado en 1964; segundo, el Seminario, una conferencia semanal o quincenal que Lacan venía dando desde principios de la década de 1950 y que en 1973 era una de las modas parisinas de más larga duración que se hayan conocido; tercero la Universidad de Paris en Vincennes, donde había un departamento de psicoanálisis que había estado difundiendo el "mensaje" desde 1968, y cuarto, la práctica psicoanalítica y psicoterapéutica tanto del propio Lacan como de aquellos que habían recibido su influencia (en 1973 era una cantidad considerable, que iba a aumentar significativamente a medida que avanzaba la década de 1970).

La justificación teórica original en que se basó el seminario de Lacan fue la de enseñar a los psicoanalistas a leer a Freud. Esta era una tarea necesaria, ya que la mayoría de los analistas a comienzos de la década de 1950 eran psiquiatras.

El GEP se propone realizar por lo menos un seminario al año, en el cuál se invitarán a psicoanalistas extranjeros, miembros del Campo Freudiano, que responden a nuestra demanda y aportan sus propias producciones. De esta manera, se realiza un intercambio del saber psicoanalítico. Este espacio lo puede ocupar también, un psicoanalista del GEP u otro psicoanalista que se autorice para ello.

Desde que el inicio del GEPG hasta hoy, los seminarios dictados por analistas extranjeros han sido:

"Los cuatro conceptos Fundamentales del Psicoanálisis" Vicente Mira, Juan Carlos Indart, Guy Trobas y Ronald Portillo

"Lo Imaginario y Simbólico a partir de la Clínica" Vicente Mira, Guy Trobas, Ronald Portillo, Alicia Arenas

"La relación de Objeto (y la Clínica Psicoanalítica)" Graciela Brodsky y Rosa María Calvet i Romani

"Legitimidad y Legalidad de la sexuación masculina ( a partir del Complejo de Edipo)" Ana Rosón

"Formas y usos del síntoma" Ana Rosón

"El niño, su cuerpo, sus alegrías y sus sufrimientos" Estela Solano Suárez

Con respecto a los próximos seminarios, el tema que se trabajará, el analista quien lo dictará, la fecha, hora y lugar, serán anunciados con suficiente anticipación en el Boletín Informativo GEPG.

| Inicio | ¿Qué es GEPG? | Cursos de enseñanza | Mesa de lectura | Entrecruzamiento discursivo |
Seminarios | Cartel | Publicaciones | Boletín GEPG | Biblioteca | Foro | Enlaces | Contáctenos |